nuevo-pacto-nuevo-testamento

El Nuevo Pacto

¿Cuántas personas que usted conoce saben decir que estamos bajo un «Nuevo Pacto» y que por lo tanto el «Antiguo Pacto» o Antiguo Testamento, ya no está vigente?

Ahora, después que usted haya respondido a esta pregunta, tenemos otra. ¿Dónde en la Biblia se menciona que estamos bajo un «Nuevo» Pacto?

Si usted tiene suerte se encontrará con alguien que quizás haya leído Hebreos 8 y sabe que aquí se menciona lo dicho por el profeta Jeremías en el Capítulo 31. Muchos, sin embargo, no se dan cuenta que el pasaje de Hebreos es una repetición textual de Jeremías 31:31 «He aquí, vienen días —declara el Señor— en que haré con la casa de Israel y con la casa de Judá un nuevo pacto, no como el pacto que hice con sus padres el día que los tomé de la mano para sacarlos de la tierra de Egipto, mi pacto que ellos rompieron, aunque fui un esposo para ellos —declara el Señor; porque este es el pacto que haré con la casa de Israel después de aquellos días —declara el Señor—. Pondré mi ley dentro de ellos, y sobre sus corazones la escribiré; y yo seré su Dios y ellos serán mi pueblo. Y no tendrán que enseñar más cada uno a su prójimo y cada cual a su hermano, diciendo: «Conoce al Señor», porque todos me conocerán, desde el más pequeño de ellos hasta el más grande —declara el Señor— pues perdonaré su maldad, y no recordaré más su pecado».

Varios aspectos a considerar:

  1. El pacto es anunciado a la Casa de Judá y a la Casa de Israel.
  2. El pacto es hecho con Israel unificado.
  3. El pacto es, de nuevo, la Torá, o la misma Ley del Sinaí.
  4. Resultados del Pacto: Todos conocerán al Señor.

I. LO QUE ES EL PACTO

El pasaje habla del pacto dado a Israel en el Sinaí. No hay discordia sobre este asunto. ¿Es un “nuevo” pacto? El texto hebreo dice: «Brit Jadashá». Jadashá es usado en varios pasajes del Antiguo Testamento o Tanaj, y al traducirlos usaron la palabra «renovado» o «restaurado». A diferencia de los demás, solamente aquí en Jeremías 31:31 tradujeron «jadashá» como «nuevo».

Presentamos aquí una lista de versículos en donde aparece la palabra hebrea jadashá (חדשָה).

  1. 1 Samuel 11:14 «Entonces Samuel dijo al pueblo: Venid, vayamos a Gilgal y renovemos el reino allí».
  2. 2 Crónicas 15:8 «Y cuando Asa oyó estas palabras y la profecía del profeta Azarías, hijo de Oded[a], se animó y quitó los ídolos abominables de toda la tierra de Judá y de Benjamín, y de las ciudades que había conquistado en la región montañosa de Efraín. Entonces restauró el altar del Señor que estaba delante del pórtico del Señor».
  3. 2 Crónicas 24:4 «Sucedió después de esto que Joás decidió[a] restaurar la casa del Señor».
  4. 2 Crónicas 24:12 «Y el rey y Joiada lo daban a los que hacían la obra del servicio de la casa del Señor; y contrataron canteros y carpinteros para reparar la casa del Señor, y también artífices en hierro y bronce para reparar[a] la casa del Señor».
  5. Job 10:17 «Renuevas tus pruebas contra mí, y te ensañas conmigo; tropas de relevo vienen contra mí».
  6. Salmos 51:10 «Crea en mí, oh Dios, un corazón limpio, y renueva un espíritu recto dentro de mí».
  7. Salmos 103:5 «El que colma de bienes tus años, para que tu juventud se renueve como el águila».
  8. Salmos 104:30 «Envías tu Espíritu, son creados, y renuevas la faz de la tierra».
  9. Isaías 61:4 «Entonces reedificarán las ruinas antiguas, levantarán los lugares devastados de antaño, y restaurarán las ciudades arruinadas, los lugares devastados de muchas generaciones».
  10. Lamentaciones 5:21 «Restáuranos a ti, oh Señor, y seremos restaurados; renueva nuestros días como antaño».
  11. Isaías 61:4 «Entonces reedificarán las ruinas antiguas, levantarán los lugares devastados de antaño, y restaurarán las ciudades arruinadas, los lugares devastados de muchas generaciones».

En todos estos pasajes aparece la palabra «jadash» y en todos fue traducida como: «renovar», «restaurar», «rejuvenecer», excepto en Jeremías 31:31 ¡Vaya coincidencia! Consecuentemente, ¡no es Nuevo Pacto, sino Pacto Renovado!

¿Con quién fue hecho el Pacto originalmente? Nadie disputa el hecho que fue con Israel.

Ahora, si analizamos el texto dice que el Pacto lo hará el Eterno con la Casa de Israel y con la Casa de Judá. Si un cristiano no quiere nada con Israel, y en cambio se considera que ha reemplazado a Israel, entonces no tiene Pacto. Si se considera gentil todavía, entonces no tiene Pacto ni promesas, y está excluído de la ciudadanía de Israel (cf. 1 Cor. 12:2; Ef. 2:12) ¡Así de simple!

El Pacto se renueva con la misma con quién fue hecho anteriormente.

Mi esposa y yo celebraremos en este año (2018) nuestro 38 aniversario de casados. En el año 2005 cuando celebramos nuestro 25 aniversario, y durante la ocasión, tuvimos la renovación de votos matrimoniales (pacto matrimonial). Imagínese que de repente salga otra mujer diciendo que es con ella con quien debo renovar mis votos. ¿Se da cuenta por qué razón tuvieron que cambiar la palabra «renovar» a «nuevo»? Porque si se renueva tiene que ser con la misma con quien se hizo la primera vez. Pero si se hace nuevo, puede cambiarse a la esposa por otra, quizá más joven… Y muchos lo han hecho. Tantos esposos que cambiaron a sus esposas y ahora tienen una nueva esposa, como también muchas esposas que cambiaron a sus esposos, y ahora tienen nuevos esposos. Eso no es lo que sucedió, o lo que sucede con el Eterno.

Obviamente el Eterno no puede cometer ese tipo de actos que violan su justicia.

Como dice en Jeremías 2:2 «Ve y clama a los oídos de Jerusalén, diciendo: “Así dice el Señor: De ti recuerdo el cariño de tu juventud, el amor de tu desposorio, de cuando me seguías en el desierto, por tierra no sembrada». En Isaías 54:5 leemos: «Porque tu esposo es tu Hacedor, el Señor de los ejércitos es su nombre; y tu Redentor es el Santo de Israel, que se llama Dios de toda la tierra». Jeremías 3:14 dice: «Volved, hijos infieles —declara el Señor—, porque yo soy vuestro dueño, y os tomaré, uno de cada ciudad y dos de cada familia, y os llevaré a Sion».

Pero este último encierra toda la historia de Israel y su gloria futura. Isaías 54:5-8 expresa lo que sucedió y lo que sucederá, Israel en el principio e Israel al final:

«Porque tu esposo es tu Hacedor, el Señor de los ejércitos es su nombre; y tu Redentor es el Santo de Israel, que se llama Dios de toda la tierra. Porque como a mujer abandonada y afligida de espíritu, te ha llamado el Señor, y como a esposa de la juventud que es repudiada —dice tu Dios. Por un breve momento te abandoné, pero con gran compasión te recogeré. En un acceso de ira escondí mi rostro de ti por un momento, pero con misericordia eterna tendré compasión de ti —dice el Señor tu Redentor».

El Pacto, la Torá, es el acta de matrimonio (ketubá) entre el Eterno y Su Prometida, Israel.

La Ley, como ha sido traducida la palabra Torá, es y será siempre el contrato de matrimonio entre el Eterno y Su esposa, Israel. Resulta curioso que en Revelación se habla de una ramera, y la cualidad del a ramera es que no tiene pacto matrimonial.

II. EL PACTO TIENE REPERCUSIONES O CONSECUENCIAS

Si se lee tanto el pasaje de Jeremías como la alusión que se hace al mismo en el libro de Hebreos, se nota una declaración a la que no muchos le han prestado atención. Se trata de los versículos de Jeremías 31:34 y Hebreos 8:11 «Y no tendrán que enseñar más cada uno a su prójimo y cada cual a su hermano, diciendo: «Conoce al Señor», porque todos me conocerán, desde el más pequeño de ellos hasta el más grande —declara el Señor— pues perdonaré su maldad, y no recordaré más su pecado».

Nada de eso es realidad en este momento.

Nadie cuestiona la necesidad de enseñar la Torá del Eterno a la gente porque necesitan conocerlo. O sea, que no se ha cumplido esa parte de la aplicación del pacto en donde cuando entre en vigencia, eso provocará que haya un conocimiento completo de la voluntad del Eterno en cada ser viviente. Eso es algo que esperamos que se cumpla muy pronto. Pero todavía no es una realidad, por lo consiguiente el Pacto no está en función. El Pacto fue introducido y anunciado por Yeshúa, y dió un anticipo del mismo cuando celebró la última Pascua (Pésaj) con sus discípulos (talmidim). Cuando Él regrese, entonces el Pacto Renovado entrará en su total vigencia y la ley será puesta en las mentes y escrita en los corazones. Siempre es la ley (la Torá) la que está de por medio.

Quienes leen este pasaje, tienen que ignorar estos versículos para poder mantener su error. A menudo escucho predicaciones de pastores bien intencionados pero muy mal dirigidos en cuanto a la exégesis que utilizan para exponer la Palabra del Eterno. Acostumbrados a decir lo que les venga en gana, no sienten la necesidad de ser rectos en el manejo de la Palabra. Posiblemente sea de mucho provecho que muchos vean lo que Pablo dice en Romanos 1:18 sobre los que NO USAN correctamente la Palabra de Verdad «Porque la ira de Dios se revela desde el cielo contra toda impiedad e injusticia de los hombres, que con injusticia restringen la verdad».

Como dijera Yeshúa en Juan 8:32 «Y conoceréis la verdad, y la verdad os hará libres». Un día el cristianismo reconocerá que un minúsculo grupo de mesiánicos, no estaban del todo equivocados…

Leave a comment